• 07 NOV 2016

¿Videollamadas?... Ya es un término que la cotidianidad y el constante crecimiento tecnológico nos pone al alcance. El diccionario dice que una videoconferencia es un sistema interactivo que permite a varios usuarios mantener una conversación virtual por medio de la transmisión en tiempo real de video, sonido y texto a través de Internet. Pero, ¿y cómo usar estas herramientas?

Yo en lo personal comencé a utilizar las videollamadas como una necesidad emocional y aquí la experiencia de estar comunicado con mi madre y el verla en video se volvió un canal que me dio cercanía y evolución en el método de contacto. Creo por esta necesidad “emocional” es que algunos usuarios conocemos las tecnologías como Skype, Hangout, Duo y Facetime dentro de las más populares.

Como latinos por ser personas muy emocionales, el contacto visual se vuelve fundamental en una conversación y de cierta forma la hace más empática en su interacción, enfoque y todos esos códigos de la comunicación frente a frente, seguramente es por eso que sufrimos el mal de la juntitis (esas ganas para todo querer hacer una junta). Si evaluamos la productividad de nuestras juntas y muchas veces lo complicado que es reunir de 3 a 4 personas resulta caótico.

Entonces, si estos mismos puntos los aplicamos en los negocios, para la atención y por naturaleza en las ventas, se vuelve una de las mejores alternativas para lograr un contacto y con ello una atención personalizada y de vanguardia.

Cuando tengo videoconferencias con mis clientes, colegas, amigos y proveedores en lo personal se vuelve una estrategia de cercanía y atención que aplico en mi metodología comercial, a través de las mismas puedo estar al pendiente, compartir y puntear con otras herramientas complementarias lo que es necesario explicarle al cliente de persona a persona sin necesidad de estar en el mismo lugar físicamente.

Un buen tip es no centrarnos solo audio/video ya que esta tecnología nos permite también compartir pantalla, ligas y con ello una presentación con todos los elementos que apoyan la productividad y efectividad de un enlace, además lo mejor de todo es que tu interlocutor te puede ver mediante móvil, pc o tableta, esto último se refleja también en comodidad y funcionalidad aplicada sumando la atención y enfoque.

Solo por citar, aquí algunos beneficios de utilizar las videoconferencias:

-Disminuye las distancias, reduciendo tiempos y costos.

-Acelera el proceso de toma de decisiones y resolución de problemas.

-Favorece y aumenta a la productividad de los equipos de trabajo.

-Fortalece la participación, empatía y relación entre las personas.

-Agiliza la gestión de atención de clientes.

-Mejora los sistemas de información y comunicación de la empresa.

-Facilita la cobertura comercial

Los más complicado de la videoconferencia es que a veces lograr que el interlocutor utilice esta herramienta y suele ser más el miedo a la tecnología el limitante para que esto se lleve a cabo.

Es por eso que la brecha generacional ahora ya es un reto, en lo personal aquí me adapto a los conocimientos y facilidades de mi interlocutor dónde Skype tiende a ser el método de comunicación más conocido de ahí lo sigue Facetime y por último Hangouts de Google. Aunque ya en el ambiente millennials estas herramientas se vuelven prácticas y aprovechables, generaciones de personas mayores de 40 son las personas más negadas a este método y para ellos mi acercamiento por medio de Whatsapp va dosificando la experiencia; siendo estratega digital los ayudó a lograr el enlace paso a paso.

Ya para cerrar esta nota tan solo me queda darte la mejor recomendación, que a mi punto de vista es Google Hangout. Lo mejor de esta suite es que no solo tienes videoconferencia, también cuentas con la paquetería en la nube (documentos, hojas de cálculo y presentaciones) todo esto lo puedes compartir en tiempo real con tus interlocutores y así tu experiencia será interactiva y rápida. Lo único que necesitas es tener una cuenta en Google y listo, por estadística el 70% de los internautas ya tienen una cuenta en Gmail.

¿Ahora, quieres empezar super básic?... Baja Google Duo desde tu dispositivo móvil (teléfono) y comparte la aplicación con tus contactos de primer círculo.

Fabián Díaz
Fabián Díaz

Estratega Digital, creativo y líder por excelencia. Consultor, Coach digital y empresario. Amante de la música, cafeína y la comunicación en armonía. http://www.estrategadigital.mx