• 10 MAY 2013

Hoy en día, el abanico que nos proporciona Internet en cuanto a posibilidades de herramientas, aplicaciones y sistemas, está creciendo de manera acelerada y en pro de beneficiar con rendimiento, accesibilidad, administración, almacenaje y ahorro de tiempo características importantes dentro de la gestión y operación tanto de una empresa como de cualquier otra actividad.

Los usuarios comparten documentos todo el tiempo, y la nube sigue cobrando fuerza entre los internautas por sus posibilidades de acceder a la información desde cualquier lugar y momento. Sin embargo, pocos saben cómo explotar al máximo todas estas herramientas ahora disponibles.

Al oír hablar de “la nube” puede parecer algo totalmente ajeno y técnico al mundo informático, pero no es así, es un concepto muy sencillo. Trabajar en la nube, es hacer lo que haces habitualmente pero con apoyo de Internet como un medio de almacenamiento, comunicación, practicidad y gestión. Sólo visualízate en la posibilidad de en vez de guardar un documento en una USB (como la mayoría lo hacíamos) para seguir poder seguir trabajando en otra parte, con la nube simplemente tienes que contar con una conexión a Internet en cualquier computadora o un dispositivo móvil (iPhone o Blackberry por mencionar algunos). En cualquiera de estos dispositivos es posible visualizar, modificar, añadir o eliminar partes o elementos de ese documento desde donde estés sin preocuparte si guardaste en un lugar seguro tu memoria portátil.

El almacenamiento de datos en Internet ofrece, además de la posibilidad de trabajar información desde casi cualquier dispositivo y lugar, la facilidad de uso, la posibilidad de compartir los datos con contactos, la posibilidad de ajustar el espacio disponible a las necesidades de cada momento, entre muchas otras más. Pero, seguramente ahora está surgiendo la duda de si es seguro guardar esos documentos en un lugar que no sea tu propia computadora. La respuesta es sí, ya que seguramente te ha pasado que tu computadora sufre algún desajuste, la tuviste que reiniciarla o en el peor de los caos te la robaron y por supuesto no hiciste un previo respaldo de ninguno de tus documentos. Esa es un punto más del que ya no tendrás que preocuparte si trabajas en la nube.

El concepto ya está ampliando herramientas y alternativas que se adaptan a las diferentes necesidades de cada usuario. Aquí te ponemos algunas más utilizadas actualmente:

SkyDrive. Un servicio de almacenamiento en línea relacionado a servicios de Windows Live/Hotmail.

Google Apps. Trabajo colaborativo con hojas de cálculo, presentaciones, documentos de texto, calendario, álbum fotográfico, etc. Todo ligado a los servicios que brinda Google.

Box net. Es un servicio de almacenamiento y trabajo colaborativo. Está enfocado a no perder tiempo adjuntando archivos en un correo electrónico o a tener que organizar todo un compendio de documentos vía FTP.

Flickr. Uno de los servicios para compartir imágenes más conocidos de la red, una de las más utilizadas en estos días.

iCloud. Servicio de Apple, que pone a disposición la posibilidad de almacenar música, videos, fotos, aplicaciones, documentos, enlaces favoritos de navegador, recordatorios, notas, iBooks y contactos, además de servir como plataforma para servidores de correo electrónico de Apple y los calendarios.

Sin duda son mayores las ventajas que obtienen de este tipo de servicios, haciendo un buen y correcto empleo de cada uno de ellos, tanto en el área personal o profesional. Con ellos se puede conseguir un trabajo colaborativo que puede ser incluso más productivo de lo que ahora es, se puede acceder a cierta información más rápido, simplificar y agilizar la comunicación.

Hoy en día ya no es necesario almacenar y trasladar información en medios extraíbles puedes subirlo a internet y tenerlo ahí siempre disponible el tiempo que quieras. Todo desde una computadora con conexión a Internet o, mejor aún, desde un dispositivo móvil. Probando una vez estos servicios, sabrás de lo que estamos hablando y cada uno de los beneficios que te mencionamos. 

Gerardo Arellano
Gerardo Arellano

Constructor de conocimiento y arquitecto de bienes intangibles con la finalidad de crear energía y transformarla en materia para compartir. Trabajo recordandome que "la razón compite, el corazón comparte". Te invito a caminar juntos y a diseñar en armonía con estrategia digital.