• 24 OCT 2016

El estratega digital una pieza clave en toda empresa

Todas las organizaciones tienen oportunidades que antes sólo aquellas con grandes presupuestos podían acceder. Y es que los medios digitales, principalmente los medios sociales, han hecho que sea más alcanzable para cualquier marca darse a conocer y mantener una comunicación con nuevos e inimaginables mercados.

Si bien es cierto que la gran mayoría desea usarlos para incrementar sus ventas o para actividades comerciales, este es uno de varios usos que la cultura digital puede traer a una empresa; es por ello que la palabra “marketing digital” se ha posicionado entre varios profesionales o dueños de negocios, aunque no es el único.

Cualquiera que sea el objetivo que se persiga, la estrategia digital abarca cualquier proceso para delimitar la visión, metas, oportunidades e iniciativas con el objeto de maximizar los beneficios empresariales que las diferentes iniciativas digitales pueden tener para la organización.

Y es que nadie mejor para ofrecer iniciativas digitales que una persona que participe, almacene, utilice sus herramientas y participe de manera constante en estos entornos digitales. A estas personas les podemos poner la etiqueta de profesionales digitales.

Estas personas que son profesionales de diferentes ramas, llevan la ventaja de que se adaptaron de una manera mucho más rápida a la economía digital y sus diferentes vertientes. Experiencia que puede ayudar a nuestra empresa o negocio a crear un cambio de manera estratégica, es decir, que involucre desde el aspecto humano al aspecto tecnológico y que permita mejorar la cadena de valor.

Por lo que un estratega digital puede ayudarte a llevar a cabo el cambio integrando un plan que incluya lo siguiente:

1. Análisis de todos los entornos.

El entorno externo (estrategias de la competencia), entorno interno (fortalezas y activos de la compañía) y de la cadena de valor del cliente (ciclo de compra ) para detectar oportunidades digitales.

2. Definir el modelo de negocio en línea.

Juntos definen del modelo de negocio apropiado: suscripción, venta on-line, plataforma colaborativa, etc.

3. Definir hacia quién van a dirigir la estrategia.

Juntos definirán y analizarán el mercado objetivo (localización, idioma, edad, etc.), utilizando herramientas de investigación en Internet (búsquedas, tendencias, analítica Web, etc).

4. Determinar qué plataforma web se utilizará.

Decidir la plataforma para ejecutar la estrategia (websites, blogs, redes sociales, aplicaciones móviles, publicidad on-line, mailing, RSS feeds, etc.)

5. Evaluar los resultados y metas cumplidas.

Esto se hace periódicamente de acuerdo a un tiempo determinado.

Sea cual sea el giro de negocio o las necesidades específicas de tu mercado, la economía digital está haciendo un mundo más pequeño y con más competencia; las ganancias cada vez se reparten entre unos cuantos. Apoyarse en un estratega digital puede ser el paso decisivo para seguir en la carrera digital.

Gerardo Arellano
Gerardo Arellano

Constructor de conocimiento y arquitecto de bienes intangibles con la finalidad de crear energía y transformarla en materia para compartir. Trabajo recordandome que "la razón compite, el corazón comparte". Te invito a caminar juntos y a diseñar en armonía con estrategia digital.