Razones por las que tu jefe(a) no te deja hacer home office
  • 26 OCT 2017

Imagínate poder dos días a la semana trabajar desde tu casa, ¿qué harías con el tiempo que ganaste al no tener que trasladarte? Podrías inscribirte a una actividad nueva o pasar más tiempo con los tuyos; cosas que hacer sobran pero el tiempo se ha convertido en el valor más preciado para que aquellos que vivimos en ciudades caóticas como la CDMX.

El home office ya es una realidad en muchas empresas alrededor del globo y es una cuestión más de flexibilidad por parte de los líderes de las diferentes áreas que una regla general impuesta por la dirección de las empresas. Pero entonces, ¿por qué nuestros jefes no lo implementan? Acá te comparto algunas razones que he escuchado y otras que detecto cuando capacito a las organizaciones para su transformación digital en el trabajo.

Tu reputación

¿No tienes iniciativa? ¿Eres pasivo en tu puesto? ¿No eres confiable pues nunca llegas a tiempo o no entregas conforme al cronograma de trabajo? En este caso, tu misma reputación no ayuda. Tu jefe puede considerar que al estar lejos de la oficina o de aquellos compañeros que te apoyan o acarrean, es un riesgo que no está dispuesto a correr a pesar de la buena relación que lleves con ellos. Una cosa es tener buenas relaciones y otra ser confiable.

¿Dónde está?

Hiciste a tu jefe(a) dependiente de ti. Te fuiste al extremo del empleado ausente al necesario para que las cosas caminen, tal vez porque te gusta el control o sientes que hacerse indispensable es la mejor manera de conservar un trabajo cuando esto puede ser todo lo contrario.

Cuidar, retener o almacenar toda la información te ata a la oficina y haces un cuello de botella a la productividad de tu área cuando no estás. Debes lograr que todo tu equipo pueda funcionar sin ti y enfocar ese control a organizar la información de tal manera que esté al alcance de todos para lograr colaborar desde casa o cualquier lugar.

Cambio de rumbo constante

Las cosas no siempre se hacen igual, no hay procedimientos definidos o el área subsiste cada día en lugar de tener un desarrollo continúo o similar a la hora de ejecutar sus actividades. Esto ocasiona que no sepas qué información requieres, quién te la proporcionará y cuándo contarás con ella, lo que te obliga a estar persiguiendo personas para hacer tu trabajo.

Esto tu jefe(a) lo sabe y es por eso que siempre quiere tenerte en la trinchera además de que esto ocasiona que no puedas planear tu día laboral así que esperar en la oficina o en tu casa para trabajar no resulta práctico. Si estás en una empresa o área así, lo recomendable es que te muevas de allí. Trabajar en bomberazo todo el tiempo te desgasta y afecta.

No hay herramientas adecuadas para lograrlo

Piénsalo, tu jefe(a) prefiere pedirte las cosas de viva voz porque ya no quiere mandar más correos y tener que llamarte por teléfono para pedirte algo. Si haces home office, eso no suena atractivo. Y es que uno de los principales problemas que existe en la empresa es que no diversifican la manera de comunicar o transferir información, aún no usan herramientas de colaboración digital funcionales, por lo que sus canales actuales como el correo electrónico o el teléfono están saturados y algunos siguen dependientes al papel encadenándolos al escritorio.

Estos malos hábitos en tu área o empresa no permiten que seas libre de trabajar donde quieras. En Nube Digital Mx nos hemos dado a la tarea de ayudar a los líderes de las empresas a implementar herramientas que permitan ser productivo sin importar el lugar y que el hacer home office sea una realidad que nos mejore la vida - Contáctanos nosotros podemos ayudar a que tu jefe pueda implementar home office en tu empresa.

Gerardo Arellano
Gerardo Arellano

Constructor de conocimiento y arquitecto de bienes intangibles con la finalidad de crear energía y transformarla en materia para compartir. Trabajo recordandome que "la razón compite, el corazón comparte". Te invito a caminar juntos y a diseñar en armonía con estrategia digital.