En realidad, ¿quién es el dueño de un sitio web?

En realidad, ¿quién es el dueño de un sitio web?

         Share

En nuestro país no existe una legislación que regule tajantemente diversos temas relacionados con el entorno digital, entre dichos temas se encuentran los sitios web, y también, los nombres de dominio web. Sin embargo, comparto contigo información que puede ser útil para comenzar a adentrarte en el mundo digital.

Comencemos por aclarar lo siguiente: un sitio web y un nombre de dominio no son lo mismo.

Entonces… ¿Qué es un sitio web? 

En términos simples, un sitio web es un conjunto de contenido (textual y gráfico), generalmente organizado en varias secciones web, que se agrupan y muestran utilizando el mismo dominio, es decir, un sitio web es un grupo de secciones o páginas web que están enlazadas unas con otras y pueden visualizarse a través de un nombre de dominio. 

En este sentido, es necesario mencionar que un sitio web se considera un activo digital y una de las mejores maneras de proteger este activo es mediante la celebración de contratos con las personas encargadas de su creación y/o diseño, incluir el aviso de privacidad, así como los términos y condiciones de uso del sitio web. De este modo, queda registrado quién es el creador y dueño de todo lo que la involucra.

¿Y un nombre de dominio?

Según Eduardo Castañeda, un nombre de dominio es una cadena de caracteres alfanuméricos que cumple un formato y normas establecidos; un nombre de dominio es el equivalente a una dirección, con la cual podemos identificar personas, negocios, empresas, marcas y organismos de diversos tipos.

En términos simples, un nombre de dominio es la denominación de un sitio web; sin su ayuda, tendríamos que usar algo parecido a  https://753.29.7.113, en lugar de  https://www.nubedigital.mx 

¿Crees que eres tú aquel que ostenta la propiedad del nombre de dominio, preciado activo intangible con el cual se identifica a tu sitio web?

Lamento decir que no. Este activo intangible tan valorado no es ni puede ser tuyo, pues la forma de hacerte de uno no conlleva la propiedad del mismo; pese a que se tiene la idea de que se “compra” y, por ende, se vuelve propio, la realidad es que en materia de nombres de dominio es importante señalar que cuando se consigue uno, es una especie de derecho para a usarlo (rentarlo) por el tiempo deseado sin rebasar los 10 años, siempre y cuando cumplas con las tarifas correspondientes.

Es prudente mencionar que los nombres de dominio se consiguen a través de registradores (registrars), quienes deben estar autorizados por la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) para registrar los mismos, de cualquier modo, si bien es cierto que no eres dueño o propietario del nombre de dominio, si puedes adquirir la calidad de registrant cuando el registrar realiza el registro, lo cual te da derecho a usarlo de manera lícita mientras sigas pagando. 

Quiero cerrar mencionado que en el entorno digital hay diferencias conceptuales que merecen ser aclaradas para procurar, en cierta medida, emplear las palabras correctas de la mejor manera posible, con la intención de facilitar la comprensión de estos temas. Asimismo, en el caso de ser dueño de un sitio web o usuario de un nombre de dominio, espero haber aclarado tal situación.

Si te interesa conocer más sobre la protección y uso de ambos,  te invito a dar click en los siguientes enlaces.

Conoce más acerca de nombres de dominio

Erwin Enriquez

Inteligente, polifacético, competitivo, hedonista y librepensador. Estudioso del Derecho, apasionado por las barras y andar en bicicleta; aprendiz de música y lector divergente. Creo en la esencia y veo al ser como cuerpo, mente, alma y espíritu. Mi frase: "-¿Dónde estás? -Aquí y ahora, -¿Qué eres? -Este momento. Cada momento es único, no hay instantes vacíos." Soc & Danny